High Yield – Corta Duración

La estrategia high yield de corta duración tiene como objetivo controlar la volatilidad y el impacto generado por la subida de tipos de interés invirtiendo en bonos corporativos de menor duración, principalmente con una calificación BB-B.

La estrategia establece el límite de duración en 2 años e invertirá principalmente en el mercado estadounidense. Al igual que nuestras estrategias de high yield de duración estándar, nuestras carteras de high yield de corta duración buscan mitigar el riesgo realizando una amplia diversificación por sector, industria y emisor.

Ninguna de la información aquí presentada debe considerarse como un asesoramiento o recomendación legal, fiscal, inversión o de cualquier otra índole. Rentabilidades pasadas no son indicaciones de rentabilidades futuras. La diversificación no asegura rentabilidades positivas o protección frente a perdidas. Los procesos y objetivos de inversión pueden estar sujetos a cambios.