Mercados privados – Alternativas líquidas

Gestionamos estrategias relacionadas con los BDC (Business Development Company) que invierten principalmente en carteras compuestas por activos de deuda privada y, en menor medida, inversiones en capital riesgo.

Los BDC son vehículos de inversión especiales creados por el Congreso de EE. UU. en 1980 en la enmienda de la Ley de sociedades de inversión de 1940, con el objetivo de fomentar el flujo de capital a empresas medianas privadas en el país

Los BDC tienen un tratamiento fiscal favorable, es decir, retención de impuestos limitada a nivel de la entidad. La estructura es única, ya que las inversiones subyacentes son ilíquidas, aunque los BDC suelen cotizar en bolsa, lo que permite a los inversores una mayor liquidez, a la vez que pueden beneficiarse de primas de iliquidez de deuda privada. Los inversores también valoran la concentración en inversiones de tipo de interés flotante de esta clase de activos.

Ninguna de la información aquí presentada debe considerarse como un asesoramiento o recomendación legal, fiscal, inversión o de cualquier otra índole. Rentabilidades pasadas no son indicaciones de rentabilidades futuras. La diversificación no asegura rentabilidades positivas o protección frente a perdidas. Los procesos y objetivos de inversión pueden estar sujetos a cambios.